Cómo mantener un conjunto de volúmenes disponibles para cualquier pool en Bacula

En Bacula, cada volume ha de pertenecer a una determinada pool para que un trabajo la utilice. Siguiendo las reglas de Bacula y las especificaciones que indiquemos, un volume se puede reciclar, pero siempre pertenecerá a la misma pool. Se puede dar el caso de que una pool se quede sin volumes para usar, habiendo disponibles en otras pools. Hay una manera de corregir este comportamiento mediante el uso de la pool Scratch: por defecto, Bacula usa los volúmenes de la pool Scratch cuando alguna de las pools necesita un nuevo volumen. Esto es, si una pool necesita un nuevo volumen para escribir y no puede encontrar ninguno, los coge de la pool Scratch, pero no los devuelve a la pool Scratch por defecto. Para ello, tenemos que indicar la pool a la que va el volumen cuando es reciclado.

Sabiendo esto, la solución que he adoptado es asignar un par de volúmenes a cada uno de mis pools, los cuales no cambiaran de pool al reciclarse, y crear la pool Scratch a la que le he asignado los volúmenes restantes configurando la pool para que una vez sean reciclados, estos volúmenes vuelvan a esta pool y puedan ser usados por otras pools.

La configuración sería la siguiente:

Pool {
   Name = Scratch
   Pool Type = Backup
   RecyclePool = Scratch
}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *